Los adultos mayores son un sector de la población que pronto incrementará su porcentaje debido a que los jóvenes y adultos jóvenes, que actualmente son mayoría, entrarán en esta etapa de su vida.

No obstante, se espera que en algunas décadas, los adultos mayores sean minoría ante el drástico descenso de natalicios que registró México en 2017, el menor en toda la historia del país.

Por eso, hablar de los adultos mayores es un tema de actualidad y que en las campañas de hace algunos meses fue debatible su situación.

Desafortunadamente, en varios países del mundo, la situación de los adultos mayores es precaria, y en México no es la excepción. La edad para jubilación está colocada en 65 años, aunque hay algunas propuestas de que se suba hasta los 68.

Además, no todos los adultos mayores alcanzan este beneficio, por lo que deben seguir trabajando para poder sostenerse debido al alza del costo de la vida que ha experimentado México en los últimos años.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), 55.2 por ciento de los hombres de este sector de entre 65 a 69 años del país continúa en la actividad económica. A su vez, las mujeres en este rango de edad se desempeñan en labores del hogar, muchas veces mal remuneradas.

Aunado a este tema laboral, los adultos mayores son más propensos a sufrir enfermedades que deterioren gravemente su salud, tanto física como mentalmente. Grupo Sexenio Comunicaciones te presenta seis padecimientos característicos de la tercera edad.

Afecciones geriátricas

Por naturaleza, a partir de los 60 años de edad, el cuerpo humano empieza a sufrir cambios fisiológicos como la pérdida de audición, cataratas, dolores de espalda y de cuello. Un descenso en las capacidades físicas del ser humano se comenzará a vivir en esta etapa.

Disminución de la masa ósea

Aunado a estos cambios físicos, la disminución de la masa ósea podría estar acompañado de enfermedades como la osteoporosis, que son propias de la edad. Es importante, desde antes de la vejez, mantener un estilo de vida saludable con buenos hábitos alimenticios, de ejercicio y de descanso para recudir estos riesgos.

Cambios en la piel

El órgano más grande y largo del cuerpo, la piel, comienza a sufrir visibles cambios al perder su elasticidad. Además, las inclemencias del tiempo también afectarán en demasía al ser humano. Es primordial cuidarse la piel con protectores solares e incluso con productos de higiene especializados.

Incontinencia urinaria

También es natural que los sistemas del cuerpo humano comiencen a fallar. Uno de los más comunes es el sistema urinario, debido a que el adulto mayor puede presentar escapes de orina por una alteración en el funcionamiento de la vejiga.

Deterioro cognitivo

Por supuesto, la mente también pierde capacidades, con afectaciones en las actividades cognitivas y cotidianas como la memoria, la atención y la velocidad de procesar información. Enfermedades como el Alzheimer son comunes en esta etapa de la vida.

Cambios emocionales

El envejecimiento puede manifestarse con cambios emocionales en las personas derivados de las transformaciones que viven a nivel fisiológico y psicológico. Es importante apoyar y estar siempre a lado del adulto mayor para que no caiga en depresión.

Fuente: http://www.sexenio.com.mx/aplicaciones/articulo/default.aspx?Id=261459

 

 

 

 

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?